RELATO DE PODER










Los brujos dicen que estamos dentro de una burbuja. Una burbuja en la que somos colocados en el instante de nuestro nacimiento. Al principio está abierta, pero luego empieza a cerrarse hasta que nos ha sellado en su interior. Esa burbuja es nuestra percepción. Vivimos dentro de esa burbuja toda la vida. Y lo que presenciamos en sus paredes redondas es nuestro propio reflejo....

El hombre común busca la certeza en los ojos del espectador y llama a eso confianza en sí mismo. El guerrero busca la impecabilidad en sus propios ojos y llama a eso humildad. El hombre común está enganchado a sus prójimos, mientras que el guerrero sólo depende de sí mismo. La confianza implica saber algo con certeza; la humildad implica ser impecable en los propios actos y sentimientos.

Ahora sé que la humildad del guerrero no es la humildad del pordiosero. El guerrero no agacha la cabeza ante nadie, pero al mismo tiempo no permite que nadie agache la cabeza ante él.

Te gusta la humildad del pordiosero -dijo suavemente-. Agachas la cabeza ante la razón.

Cambiar nuestra idea del mundo es la clave de la brujería. Y la única manera de lograrlo es parar el diálogo interno.

Tu falla es buscar explicaciones convenientes, explicaciones que se ajustan a ti y a tu mundo.

El mundo es como es, sólo porque hablamos con nosotros mismos acerca de que es así como es.
Un maestro no presiona a su aprendiz. Eso nada más fomentaría obsesión y morbidez.

Por eso te dije hace rato que no entiendo lo que debe sentir un maestro. Yo sólo conozco la humildad del guerrero, y eso jamás me permitiría ser el amo de nadie.

Las cosas son reales sólo cuando uno ha aprendido a estar de acuerdo de que son reales.

Eso es lo malo de las palabras. Siempre nos fuerzan a sentirnos iluminados, pero cuando damos la vuelta para encarar el mundo siempre nos fallan y terminamos encarando el mundo como lo hemos hecho siempre: sin iluminación.

Del libro de Carlos Castaneda : Relato de poder 

Si reenvías este texto, Por favor respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual, Gracias.

EQUINOCCIO DE OTOÑO





    Mabon es el nombre que se le da al momento del equinoccio de otoño, cuando la cosecha está por terminar. Los campos están casi desnudos, pues los cultivos se han almacenado ya para el próximo invierno. Mabon es un momento para honrar a los cambios de estación, y celebrar la segunda cosecha.

El 22 de septiembre para muchos paganos y tradiciones Wicca, es una época de dar gracias  por la abundancia en la cosechas, por todo lo que tenemos, también es un momento de equilibrio y de reflexión, y como no de pedir beneficio y abundancia para nuestra próxima cosecha.

Aquí no os voy a dar un ritual de Mabon, sino un simple y sencillo ritual evolutivo para entrar en este equinoccio, agradeciendo valorando todo lo que tenemos, liberar los obstáculos que tengamos, para  abrir camino a lo que deseamos.

 Materiales que vamos a necesitar, para nuestro ritual Evolutivo:
  •      Velon blanco / o vela
  •       Romero
  •       Mirra (incienso)
  •       Almendras
  •       Nueces
  •       Manzanas Rojas
  •       Uvas verdes y negras
  •       Papel
  •       Lápiz
  •       Alcohol de quemar
  •       Una cazuela de barro
  •       Cerillas de madera

Preparación de la mirra y el romero para agregar al velón blanco :  En un mortero agregamos una cucharadita de mirra, otra de romero y tres almendras, lo machacamos muy bien cuando esté listo agregamos unas gotas de aceite de oliva.

En la mesa o altar, dependiendo o mismamente por seguridad, puedes hacerlo en el suelo eso va depender de ti y tus circunstancias, preparamos las frutas y los frutos secos en forma de circulo dejando espacio en el centro para el velón /o vela.

Preparamos un cuenco de barro o metal que aguante el calor, las cerillas y papel y lápiz.

Nos sentaremos frente a lo que hemos preparado, con el velón y  el preparado que hay en el mortero. Primero te recomiendo que abras un espacio de protección, viéndote envuelto en una burbuja de protección pedimos a la madre tierra, al padre universo, y a todo lo que sea de tu devoción, que este sea un espacio sagrado que  estemos protegidos en él y ellos nos protejan.

Continuamos consagrado el velón entre nuestras manos y lo impregnamos con el contenido del velón, cuando estemos realizando este acto, piensa en tus propósitos y en lo que deseas para la nueva cosecha (propósitos o proyectos), una vez terminado lo depositamos en el centro del circulo de frutas y frutos secos en un plato blanco que ya tendremos puesto ahí.

La hoja blanca la cortaremos en dos, en una escribiremos todos los obstáculos que tenemos para lograr nuestros deseos, o obstáculos en general que tengamos o creamos tener en la vida (todo aquello que deseamos que salga de nuestra vida),  y en la otra escribiremos primero el agradecimiento por los logros que hayamos tenido hasta ahora, y todo cuanto tengamos, salud, pareja, trabajo, amor, familia hasta lo más insignificante es de agradecer, y a continuación escribimos nuestra petición, nuestro deseo o propósitos.

Realiza el acto de petición con sumo cuidado y concentración, visualizando todo cuanto deseas, pero que esos deseos no sean banales ni pasajeros, sino que nacen de tu corazón.

Una vez realizado todo nos centramos en encender el velón y hay realizamos nuestra petición en voz alta, si te es posible sino pues mentalmente, pero recuerda pon toda tus emociones, realizamos la petición, y al final también diremos nuestros obstáculos, diciendo "esto son los obstáculos visibles con los que me encuentro piden sean eliminados de mi camino ", pero que sean siempre tus palabras no las mías.

Dicho esto! rompemos el papel a trocitos y lo pondremos en el cuenco de barro con un poco de alcohol y le prendemos fuego, pensando y diciendo "todos mis obstáculos sean disuelto GRACIAS ", (recuerda que el fuego hay que tratarlo con sumo cuidado no pongas mucho alcohol y cuidado de no tener nada que pueda prenderse cerca , se responsable de lo que estas manejando).

Volveremos a leer nuestros deseos dos veces más, que serán en total tres, terminamos de leer la petición, damos gracias y depositamos la nota entre las frutas y frutos secos, dejaremos que el velón o vela se consuma, (cuidado con esto, no dejar al alcance de niños ni animales , son curiosos y es fuego).

Cuando el velón o vela ya se haya consumido, recogemos todo y lo llevaremos al campo para entregarlo a la madre tierra, puedes entregarlo en algún lugar que te guste que tu sientas, bien sea enterado o dejándolo al lado de un árbol, eso ya dependerá de ti de tu sentir.

Te deseo un feliz Equinoccio de Otoño!! Que tus deseos se cumplan y te lleguen todas mis bendiciones.


Si reenvías este texto, Por favor respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual, Gracias.