ERES ALTAMENTE SENSIBLE ?



La alta sensibilidad es sentimiento, emoción, creatividad, ilusión..., pero a veces conlleva incomprensión, dolor y sufrimiento. No es una enfermedad ni un defecto. Es más común de lo que suele creerse, pues aproximadamente un 20% de la población es una PAS. Pero la gran mayoría no lo sabe.

Hablamos de la Alta Sensibilidad si una persona tiene su sistema nervioso más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Esto tiene como consecuencia que esa persona recibe relativamente mucha más información sensorial a la vez que alguien con una mediana sensibilidad. La Alta Sensibilidad es un rasgo hereditario que afecta a dos de cada diez personas, hombres y mujeres igual.

La PAS tiene, en general, un mayor nivel de percepción y estimulación neurosensorial y cognitiva, por lo que puede tener una mayor activación sensorial o cognitiva ante ciertos estímulos, tanto externos como internos. Son unas características personales algo especial que hay que comprender y tomar consciencia de sus ventajas e inconvenientes, aprender a modularlas y a aplicarlas en nuestro día a día.

Son personas muy especiales llamadas hoy día índigo, cristal, arcoiris, desde siempre han existido estas personas “Especiales”, aunque nunca se les ha tratado como especiales, sino como personas Pas enfermos y ser altamente sensible no es una enfermedad, ellos tiene a diferencia de las demás personas, el lado derecho del cerebro más sutil y desarrollado que los demás de ahí su alta sensibilidad (esto está reconocido científicamente).

La persona altamente sensible se suele sentir :

–   Afectada por luces brillantes, olores fuertes y ruido en general
–   Abrumada por un exceso de trabajo y masas de gente
–   Insegura y tímida
–   Conmovida por las artes y la naturaleza
–   Dolida por el sufrimiento ajeno
–   Llamada a ayudar a los necesitados
   Muy intuitivos


La persona altamente sensible suele tener :

–   Una gran facilidad para enamorarse
–   El umbral de dolor bastante bajo
–   Dificultad para mantener sus límites personales y para decir “no”
–   Tendencias perfeccionistas
–   Dificultades con el manejo de situaciones estresantes
–   La capacidad de detectar sutilidades en el ambiente


Algunos rasgos de las personas altamente sensibles:

•    Te gusta disfrutar de colores, sabores, sonidos u obras de arte.

•    Tienes una vida interior rica y compleja.

•    Cuando eras pequeño, tus padres o maestros te veían como un niño sensible o tímido.

•    Te asustas con facilidad.

    Eres muy intuitivo y creativo. 

•   Después de días o momentos que has estado ocupado, necesitas retirarse a la cama, 
    una habitación a oscuras o a otro sitio tranquilo donde poder disfrutar de la intimidad y         sentirte aligerado por la situación.

•    Te esfuerzas por hacer tu trabajo bien hecho.

   Te siente a menudo muy incomprendido por los demás. 

•  Te sientes fácilmente agobiado por las luces brillantes, ruidos estridentes, olores 
    fuertes o texturas gruesas.

•    Te incomodas cuando te piden muchas cosas en un plazo corto plazo de tiempo.

•    Evitas películas o programas con imágenes violentas.

•    Prefieres organizar tu vida para evitar problemas.


No todas las personas altamente sensibles son tímidas o introvertidas; sino el 30 % son extrovertidas. Las personas altamente sensibles aparecen inhibidas porque están muy al corriente de todas las posibilidades de una situación, hacen una pausa antes de actuar y reflexionan sobre sus experiencias pasadas; si éstas han sido negativas, entonces sí que se muestran realmente tímidos.

Las personas altamente sensibles son personas muy trabajadoras, inusualmente creativas y productivas, reflexivas e inteligentes. Según la Dra. Aron, podrían contribuir mucho más a la sociedad si recibieran el tipo de atención adecuada. Las personas altamente sensibles suelen ser más conscientes, dotadas de una gran inteligencia, intuición e imaginación. Detallistas, atentos y leales, tienden a funcionar mejor cuando las condiciones son de tranquilidad y calma, por lo que tienden a pasar más desapercibidas que otras.

Las personas altamente sensibles son muy empáticas. Estas personas tienen que aprender a centrarse en sí mismas, en lugar de las necesidades de los otros y aprender a satisfacer sus propias necesidades, de las que normalmente no son conscientes. No es adecuado considerar la alta sensibilidad como un rasgo psicopatológico, tratándolo conductualmente, ya que es una característica propia de la persona que es necesario respetar y potenciar, para que encuentre su bienestar y equilibrio como persona y como ser.

 “Poseemos unas capacidades que a veces no comprendemos. O que los demás no entienden. Sentimos necesidades que en ocasiones no satisfacemos, por vergüenza, por temor o miedo. Nuestros sentidos se quejan si los estímulos que reciben son demasiado intensos. Queremos, amamos... y sufrimos, pero muchas veces lo cubrimos bajo el manto del silencio:”
“Vemos el mundo con curiosidad, con ganas de descubrir lo que está oculto a nuestros ojos. Con deseos de entender por qué somos y nos sentimos diferentes. De valorar y apreciar cómo pensamos y percibimos el sol, el agua, la tierra o el viento. De amar y sentir intensamente sin pagar con dolor. De luchar y soñar un mundo mejor.”




TEST

Valora cada apartado con una de estas opciones:
NADA 0 puntos 
ALGO 1 punto 
BASTANTES 2 puntos 
MUCHO 3 puntos

1- Te molestan especialmente algunos estímulos ambientales fuertes como ruidos, olores, luces, etc.

2- Tienes un umbral de dolor muy bajo y te afecta intensamente.

3- Tienes reacciones emocionales rápidas y/o intensas.

4- Captas aspectos muy sutiles del entorno.

5- Tienes facilidad para sentir empatía por los demás y reconocer sus emociones.

6- Sufres tú cuando ves a un ser vivo sufriendo.

7- Tienes facilidad para enamorarte y/o para dar amor.

8- Te asustas fácilmente.

9- Te afectan negativa e intensamente los estímulos violentos, ya sean físicos o imágenes.

10- Eres sensible a la cafeína y otros estimulantes.

11- Te gusta el contacto con la naturaleza.

12- Eres intuitivo/a.

13- Tienes gran imaginación y creatividad.

14- Eres un/a idealista y sueñas con un mundo más justo y humano.

15- Te gusta y te motiva el arte.

16- Te gusta la lectura, la escritura o la poesía.

17- Te gusta la música, pudiendo emocionarte fácilmente.

18- Tienes una tendencia natural a plantearte cuestiones espirituales.

19- Te gusta pensar y hacerte preguntas profundas, intentar llegar hasta el fondo de las cosas.

20- Te cuesta encontrar personas con las que poder hablar libremente de tu mundo interior, de tus pensamientos y creencias.

21- Te importa aquello que piensan de ti.

22- Te cuesta tomar decisiones.

23- Te cuesta relajarte.

24- Te sientes vulnerable en situaciones que percibes como negativas.

25- Te bloqueas si te gritan o se enfadan contigo.

26- Te estresas o te agobias con facilidad.

27- Eres una persona observador/a y/o perfeccionista.

28- Te sientes culpable cuando te equivocas o tomas una decisión errónea.

29- Sueles aplazar tareas que no te gustan.

30- A menudo necesitas estar solo/a y descansar.

RESULTADOS:
 Suma la puntuación de los 30 apartados. Si obtienes entre 90 y 55 puntos, muy probablemente eres una Persona Altamente Sensible. Si has puntuado siete o más apartados con un 3 posiblemente tengas una extremada sensibilidad en varios aspectos. Si obtienes entre 54 y 45 puntos es poco probable que seas PAS, aunque si has puntuado cinco o más veces con un 3, tienes más posibilidades de que tengas una alta sensibilidad de carácter muy selectivo. Si has obtenido 44 puntos o menos, no eres PAS.

ADVERTENCIA:
 Este test no es un test clínico ni tiene validez diagnóstica, sino que tiene una función orientativa, por lo que no pueden sustituir a ningún diagnóstico realizado por un profesional de la salud.
No existe un perfil PAS de todo o nada, sino que hay muchos matices y variables personales, ni tampoco un test que pueda dar un resultado exacto de la alta sensibilidad. Por eso los resultados son aproximados.
En caso de duda puedes realizar también los tests de Elaine Aron y de Karina Zegers, que encontrarás en la pestaña de Autores y Asociaciones.

IMPORTANTE:

 Ser PAS no excluye que la persona pueda también padecer algún trastorno mental o enfermedad, por lo que el hecho de creer ser PAS no puede justificar que se dejen de hacer aquellas pruebas o test clínicos que sean necesarios para confirmar o descartar si se padece algún trastorno que pueda requerir un tratamiento médico, sanitario o psicológico específico.

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual, Gracias.