PORQUE SE ENFERMA EL AURA Y CUALES SON LOS SÍNTOMAS



Porque se enferma el aura y cuales son los síntomas 

Se le llama aura a un conjunto de fuerzas electromagnéticas de densidades variables que salen de los cuerpos físicos, vitales, etéreos, mentales, emocionales y espirituales.

Estas partículas de energía permanecen en suspensión alrededor de nuestro cuerpo en forma de una cubierta oval. Esta cubierta áurica sobresale del cuerpo un promedio de 1m alrededor de nosotros, extendiéndose por encima de la cabeza, y mas allá de los pies, 
hundiéndose en el suelo.

Sobre la cubierta áurica inferior se puede encontrar flotando, hasta 15 m por encima de ella, otra cubierta áurica, la cual recibe el nombre de cuerpo áurico superior. Algunos miembros de la comunidad científica han llamado al aura, campo de energía; otros, los hombres de la religión, forma espiritual; y los estudiosos del esoterismo, cuerpo astral.

Respecto a los motivos por lo que se le ha llamado, al aura, de tan diversas maneras; cada grupo ha emitido su opinión de acuerdo a sus estudios.

El aura es la suma total de las emanaciones de energías de cada uno de nosotros, y que con frecuencia, esconde a la vista de todos, nuestro lado más oscuro. Por lo tanto, debemos buscar en nuestro interior y sacar lo mejor de nosotros hacia la superficie, para recuperar su Luz y Energía. 

Este proceso de purificación nos traerá el fortalecimiento de nuestra energía y por lo tanto, del aura. Afortunadamente, el aura se puede limpiar, devolviéndonos la vitalidad física y mental.

La limpieza del aura puede aliviar nuestras molestias, facilitarnos la respiración, aliviar la fatiga y reducir la tensión, la angustia y malestar, mejorar nuestra vida ya que nuestras energías atraen y rechazan, dependiendo en el estado que se encuentra nuestra aura, Otro de sus aspectos, es la ayuda espiritual que nos brinda y que nos aleja de todo pensamiento negativo. Pero la limpieza del aura tiene efectos temporales si insistimos en volver a la infelicidad y a las molestias.

La energía negativa afecta la frecuencia y la amplitud del funcionamiento normal de las células sanas, alterando las emanaciones áuricas. La enfermedad es la falta de armonía de nuestros sistemas físicos. mentales y espirituales. La salud es equilibrio. Podríamos definir la armonía como la combinación adecuada de todos los elementos que nos dan energía.

La falta de armonía  y fisuras auricas, puede tener su origen en acontecimientos y actitudes muy diversas:  Estrés, falta de autoestima, la muerte de un ser querido, miedo, culpa, depresión, ataques de ira, discusiones constantes, pensamientos y actitudes negativas, adicciones, en algunos casos el mal llamado, mal de ojo o envidia, trabajo de magia por personas mal intencionadas, incluso haberlo hecho la misma persona por falta de conocimiento, mantener relaciones sexuales con personas negativas, son muchos los factores que pueden fisurar y provocar  falta de energía en el aura por la forma de vida que llevamos hoy día, todo ello en su conjunto genera esa falta de energía, negatividad y fisuras en nuestro sistema energético.

Debemos tener presente que todos nosotros estamos unidos en algún nivel o niveles de consciencia, y muy próximos, por la capa áurica vital.

Cuanto mas conscientes seamos del hecho de que esta experiencia que estamos viviendo, es parte de nuestro aprendizaje, mas fácil nos resultara asimilarla.Lo que queremos decir es que al estar participando en nuestro proceso evolutivo de manera consciente, debemos dejarnos llevar por el flujo natural de nuestra vida, y de esta forma tendremos menos falta de armonía.La mayoría de los problemas que tenemos a lo largo de nuestra vida, tiene su origen en que caemos siempre en los mismos errores. Las lecciones que no aprendimos la primera vez, se repetirán con mayor poder la vez siguiente.

Al darle la vuelta a las cuestiones importantes de nuestra vida, producimos una energía negativa que afecta a nuestras células físicas. El ritmo de vibración de estas células no esta en la misma frecuencia que las de más y es entonces cuando los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo comienzan su ataque contra las células afectadas. Estos síntomas los solemos ignorar basta que nuestro organismo queda realmente incapacitado. Para entonces el trastorno se ha agudizado y la curación, o el equilibrio se ha vuelto mas difícil. Al observar el aura se pueden apreciar estos trastornos antes de que lleguen a la fase de su manifestación física.

La limpieza del aura puede ser un recurso eficaz para restablecernuestro equilibrio.
Aquí expongo algunos síntomas que pueden sentir una persona con su sistema aurico fisurado, dañado, o bajo de energía :

-Desgana proseguido de mal estar general 
-Falta de energía para realizar nuestro trabajo y las labores de casa
-Pesadez mental y física 
-Cansancio crónico incluso al levantarse por las mañanas 
-Dolor de cabeza 
-Irritabilidad constante 
-Estados de ira y pánico 
-Miedos si causas justificables 
-Estados de ansiedad y depresión 
-Dificulta para relacionarse 
-Dolores corporales sin causa aparente sobre todo mas contundentes en espalda y paletilla 
-Falta de apetito 
-Mareos, falta de equilibrio, desorientación 
-Incapacidad para organizar tu vida y falta de concentración
-Falta de iniciativa para realizar cambios en la vida 
-Ataque psíquicos nocturnos 
-Pesadillas 
-Somnolencia durante el día y insomnio a la noche 

Podría dar mas síntomas pero seria solo alargar la lista, ya que no todas las personas manifiestan los mismo síntomas, ni tiene todos los síntomas, cada caso es diferente y personal, asín como todos somos diferentes y semejantes a la ves, durante mi larga trayectoria en este campo  he podido comprobar que nadie tiene todos los síntomas ala ves, y que cada persona es única y manifiesta sus propios síntomas.



Personalmente recomiendo primero y aunque inicies una sanación o limpieza aurica energética es ir al Medico, el estado de tu salud es vital.


Esta imagen es una representación de varias forma  auricas deformes por negatividad falta de energía o fisuras 


                                 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual, Gracias.